menu

Trastornos alimenticios más comunes

desorden alimenticio

Los trastornos alimenticios se caracterizan fundamentalmente por las alteraciones en el hábito de comer; estas alteraciones se deben, en un principio, a trastornos emocionales o tan solo consecuencias de problemas subyacentes. Estos se desarrollan para hacer frente a ciertas angustias, complejos y alguna otra debilidad emocional que cause gran impacto.

Los trastornos alimenticios pueden causar daños irreversibles tanto emocional como físicamente. Las personas se quedan ancladas en un ciclo destructivo por lo que, el aspecto psicológico debe abordarse primero. La baja autoestima y no tener sentido de identidad, genera una mayor tendencia a padecer de estos desordenes alimenticios.

Se ha comprobado que casi la totalidad de las personas que desarrollan trastornos alimenticios suelen ser demasiado preocupados con el cumplimiento de los estándares y las expectativas de los demás. De aquí radica la razón del porque estos trastornos son más frecuentes en los adolescentes, ya que a esta edad, la identidad y la opinión de los demás, es el mayor de los problemas.

No existe una causa única para los desordenes alimenticios, puede ser una combinación de factores que se unen para crear las condiciones que los desarrollan. Estos también pueden ser degenerativos como respuesta a un cambio drástico en la vida de una persona, un evento traumático e incluso el estrés.  Cualquiera de estos puede ser un detonante y según sea la causa, es que se generan varios tipos de trastornos.

Aunque existen muchos tipos de comportamientos alimenticios desordenados, les hablaremos sobre los trastornos alimenticios más comunes:

La Anorexia

Se desarrolla en las personas obsesionadas por mantener un peso corporal más bajo de lo normal y lo recomendado. Estas personas realizan grandes esfuerzos por la necesidad de perder peso, creándose una dependencia a los purgantes y ejercitándose excesivamente.

La Bulimia

Es una tendencia de purgarse después de una ingesta normal de alimentos. Las personas bulímicas practican constantemente el ayuno, el ejercicio excesivo, el vómito auto-inducido, la ingesta de laxantes, diuréticos y otros medicamentos.

El trastorno de atracones de comida

Este trastorno atrapa a las personas en un ciclo infinito del inicio y frustración de una dieta. Ganan una cantidad considerable de peso cuando recaen en estos ataques de ansiedad como actos de recriminación y odio a sí mismos. Estos episodios son muy repetitivos y se ajustan a la inestabilidad emocional y el tiempo en el que cae de un ciclo a otro.

Aunque el diagnóstico de una persona no encaje perfectamente en una de estas tres categorías, no significa que no padece de un trastorno alimenticio. Existe una gran variedad de desordenes que no se ajustan estrictamente a una sola de las que se han descrito, y que fluctúan entre las tres.

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio. Más información en Aviso Legal y política de cookies

Cerrar