menu

Los mejores trucos para adelgazar rápido

adelgazar rapido

A la hora de perder peso hay mucho más para hacer que simplemente comer mejor y realizar ejercicio. Te revelamos los trucos para adelgazar rápido más efectivos. Seguramente te preguntarás cómo ciertos trucos o consejos pueden ayudarte. Pues es muy sencillo. Si quieres perder peso rápidamente y luego mantenerte en el largo plazo, deberías modificar algunos comportamientos de tu vida a la hora de comer o ejercitar. Pero justamente los hábitos suelen ser muy difíciles de cambiar. Sin embargo, con estos trucos para adelgazar rápido lograrás potenciar la pérdida de peso y evitar la gordura para siempre.

Intenta seguir cada uno de estos simples trucos para adelgazar rápido por una semana, incorporando uno cada día. Al cabo de unas semanas ya estarás poniendo en práctica todos estos trucos cada día. Seguir estos consejos te permitirá lograr un nuevo acercamiento a la forma en la que comes y haces ejercicio.

7 Trucos para adelgazar rápido

Domingo: Planea tus comidas para la semana

Comer puede tornarse algo caótico, como cualquier otra actividad que se realice sin planificar. Planificar te dará una estructura y así podrás controlar la cantidad de calorías que ingieres y podrás prevenir comer de más. Realiza una lista de supermercado pensando en las comidas que vas a ingerir a lo largo de la semana.

Lunes: Emplea tu tiempo de forma inteligente

Seguramente te sientas ocupado y más aún un lunes. Pero en realidad si tomas unos minutos, podrás encontrar tiempo libre para ejercitar con tan sólo reorganizar algunas actividades, delegar otras o incluso eliminar aquellas que son poco útiles para tu salud. Por ejemplo, te sorprenderás al ver la cantidad de tiempo libre que dispones con tan sólo apagar el televisor. Piensa en incorporar actividad a tu rutina ya sea mediante ejercicios o manteniéndote activo en casa o saliendo a caminar.

Martes: Sigue un cronograma de tus comidas

Muchos intentan acelerar la pérdida de peso al saltearse comidas. Esto es un grave error. No sólo no funciona, sino que desestabiliza los valores de tu organismo como los niveles de azúcar en sangre. No debes nunca pasar sin comer más de 4 horas como máximo. Si evitas estar hambriento no comerás lo primero que encuentres, sino que elegirás tus comidas de una forma más racional e inteligente. Estar hambriento no es nunca una opción.

Miércoles: Limítate a comer en la cocina o en el comedor

¿Cuán seguido comes en el baño? Seguramente nunca. Sería desagradable ¿No es así? Del mismo modo evita conectar otros espacios de la casa, que no sean la cocina o el comedor, con la actividad de comer. Sentarnos a estudiar en el escritorio, o ver una película en el living muchas veces son actividades que se vinculan con el hábito de comer, incluso sin tener hambre. Ciertos espacios disparan las ganas de comer aunque no tengamos hambre. Quizás no haya ejemplo más claro que ir al cine y comer palomitas de maíz, es un reflejo mental inmediato.

Jueves: No hagas nada más al momento de comer

Vivimos en una sociedad que valora y promueve el “multi-tasking”, es decir hacer muchas cosas al mismo tiempo. Lo vivimos en jornada laboral cada día. Sin embargo, no se aplica a la hora de comer. Comer en la oficina trabajando en el ordenador o realizando cualquier actividad no permite ver la cantidad de comida que ingerimos y tampoco nos da la sensación de saciedad. Comeremos más y tendremos esa sensación de no haber comido. Esto sucede porque tu atención está dividida entre comer y trabajar por ejemplo. Debes focalizar tu atención al momento de comer en comer y no en otras actividades.

Viernes: Consigue apoyo

Como sabes todo es más fácil con apoyo. Pues adelgazar también. Intenta buscar apoyo de tu familia, amigos o colegas. Por ejemplo si una vez a la semana te juntas a comer con un amigo, podrían almorzar algo saludable y luego ir por un paseo. Incluso empezar a entrenar en un gimnasio es mucho más fácil si lo realizamos con otra persona que ya conocemos y apreciamos. Busca actividades que tengan que ver con hábitos alimenticios saludables y con la actividad física. Luego intenta rodearte de personas que puedan ayudarte a mantener estos hábitos saludables.

Sábado: Retoma el control de tus pensamientos

Al seguir un cronograma de comidas con las calorías justas para tu organismo, una tentación frecuente suele ser comer fuera de hora. Los chocolates y dulces entremedio de nuestras comidas, por ejemplo. Ahora bien podrás evitar comer fuera de hora quebrando el vínculo entre tus pensamientos y el hábito de comer. Si estás aburrido, nervioso o deprimido busca alguna actividad para hacer que no sea comer. En Internet por ejemplo encontrarás miles de tutoriales sobre actividades manuales que ayudarán a mantenerte entretenido en esos momentos críticos de antojos.
¿Qué esperas para poner en práctica estos 7 trucos para adelgazar rápido!

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio. Más información en Aviso Legal y política de cookies

Cerrar