menu

De qué se trata la dieta emocional

La dieta de las emociones

dieta emocional

Nuestro cuerpo es un templo que debemos cuidar y amar, si bien es cierto que nos preocupamos por estar saludable, son muy pocos los que realmente llevan a cabo medidas para hacer de esta premisa un hecho.

Hay que recordar que todo en nuestro organismo se conecta, esa frase muy usada en el Yoga de mente y cuerpo es totalmente cierto,  ya que el mundo emocional afecta significativamente en nuestro peso.  Por esa razón, la dieta emocional existe, ya que nuestro organismo se comporta como una esponja que absorbe las energías que se generan a través de nuestras emociones, lo que hace que nuestro estado de salud sea bueno o no.

Esto se basa en que  cada célula absorbe energía de cada estado emocional en el que nos podemos encontrar, y dependiendo de como sea la energía de tus emociones, es que tu cuerpo se sentirá y se verá. Es decir nuestro cuerpo refleja cómo estamos emocionalmente, es por ello, que cuando pasamos por momentos muy difíciles como la muerte de una familiar, el apetito prácticamente desaparece, al igual que cuando pasamos por una decepción amorosa.

El Dr. Robert Ader, en 1974 descubrió un hecho muy importante que avala esta teoría, y era que nuestro sistema nervioso central como nuestro sistema inmunológico está conectado. Es decir, que dependiendo de las emociones, segregamos un tipo de hormonas cuando sentimos miedo, otro al tener pánico, estrés, tristeza, alegría y así.

Si observamos nuestro cuerpo vamos a captar de inmediato cuál es nuestro estado emocional, si estamos sumergido en la dieta emocional, de hecho, hay algo muy recurrente que siempre dicen , y es que después de una práctica sexual, la persona se ve más lozana, feliz, con apetito.

La dieta emocional es el reflejo de cómo estamos mentalmente, en el caso de que el cuerpo se siente adolorido, cansado, decaído, o lo ves poco energético, jovial o esbelto, o muy delgado, etcétera, es que sin duda hay una emoción ahí mezclada de la cual se está alimentando dicha condición. En ese punto las glándulas endocrinas generan la química adecuada a nivel físico segregando el aporte de insulina que se cree necesario en ese momento, o controlando los niveles de presión sanguínea.

Y es que surgen muchas dudas sobre este proceso en el que algunas personas tienden a acumular peso, mientras que otras pueden comer mucho y mantener su peso. Eso sucede porque hay ciertas emociones que nos pueden llevar a comer de manera compulsiva, y que además predisponen nuestro organismo a acumular peso. Las emociones generan reacciones, por ejemplo la falta de protección, vacío interior, inseguridades a nivel afectivo.

Otro sentimiento que realmente afecta de manera negativa en nuestro estado físico tanto externo como interno es la desvalorización del aspecto físico, existe una gran población que está inconforme con su propio ser y se dejan llevar por las imágenes de perfección que aparecen en la revista, hay que destacar que la realidad no es así.

La clave para mantener en equilibrio nuestros sentimientos y por ende controla la dieta emocional, es tener una personalidad estable, fuerte y creen en todas las cosas que hagas, valorarse mucho más. En la actualidad se han perdido esos valores que son realmente fundamentales para tener una vida plena.

Lo mejor es intentar labrar un camino lleno de hechos afortunados, desarrollar y afianzar nuestra inteligencia emocional, ya que nos ayuda a disolver nuestros kilos de más, manteniéndonos en un peso equilibrado y en un entorno emocional adecuado en el que nos sentamos seguros y fuertes. Esto se logra a través del: el autoestima, la seguridad en sí mismo, sentimiento de que tenemos suficiente amor y comida, conexión con el propio Yo interno y aprender a expresar lo que sentimos de manera segura.

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio. Más información en Aviso Legal y política de cookies

Cerrar