menu

Cómo blanquear los dientes

Blanquear-dientes

Los dientes se tornan menos blancos con el tiempo, ya que su estructura mineral genera cambios y el esmalte se vuelve más poroso. Los dientes también pueden decolorarse por el tabaco, café, vino tinto y hasta el flúor del agua del grifo.

La salud bucal requiere de algo más que el cepillado. Para mantener los dientes blancos y la boca saludable para toda una vida de uso, hay pasos que se deben seguir.

Si se siente acomplejado por sus dientes, se pueden utilizar una gran cantidad de métodos para blanquearlos, así como una pasta de dientes blanqueadora, bandejas, tiras y bolígrafos. Si ninguno de estos métodos funciona, entonces usted puede recurrir a su dentista.

Sin embargo, es necesario comprender sus propias necesidades de salud oral, ya que cualquier condición especial en la boca y las formas en que sus condiciones médicas afectan a los dientes; por ejemplo, los tratamientos contra el cáncer, algunas complicaciones vinculadas con el embarazo, enfermedades del corazón, diabetes o aparatos bucales, pueden repercutir en su salud oral y puede ser necesario un cambio en el cuidado de la boca y / o los dientes

También hay que pensar en lo que pone en su boca. Los dientes pueden mancharse si fuma o si come o bebe ciertas cosas, y es más probable que ocurra a medida que envejece. Pero una vez que prestamos mayor atención a lo que comemos y lo que se debe evitar, podemos mantener los dientes blancos, brillantes y relucientes.

El esmalte dental cambia a medida que el cuerpo envejece; este se agrieta y con el tiempo, las manchas se meten en esas pequeñas hendiduras. Así como los cromógenos, que son compuestos con pigmentos sólidos que se adhieren al esmalte.

Los Taninos, son compuestos a base de plantas que hacen que sea más fácil para las manchas, adherirse a los dientes.

Los ácidos hacen que el esmalte dental se vuelva más suave y más áspero, así que es más fácil para las manchas se fijen en estos.

Para blanquear los dientes aquí le dejamos algunos consejos:

  • Una sonrisa más blanca podría lograrse sustituyendo su cepillo de dientes cada tres meses, o tan pronto pueda percibir que la mayoría de las cerdas comiencen a doblarse y a desgastarse, ya que de esta manera, el cepillo ya no limpia correctamente.
  • Cepillarse la lengua es indispensable, ya que en esta se acumulan bacterias que, eventualmente puede conducir a la decoloración.
  • Se ha comprobado que una forma natural y orgánica para una buena salud bucal, es enjuagar con dos partes de agua por una de vinagre de sidra de manzana por un minuto cada día.
  • Comer frutas, verduras y otros alimentos crujientes, es recomendable para su cuerpo y sus dientes. Las nueces, las zanahorias crudas, las manzanas y la coliflor, pueden ayudar a eliminar las manchas superficiales y la placa que conduce a las caries.
  • Debemos tener en cuenta que nuestra sonrisa es el reflejo, o al menos aparenta ser la primera imagen de nuestra salud. Pero es frágil y sensible a nuestros hábitos. Debemos evitar causarle daños irreversibles.
facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio. Más información en Aviso Legal y política de cookies

Cerrar