menu

Belleza y salud

No nos dejemos engañar por los cánones de belleza:

belleza

Nos obsesionamos constantemente con el tema del físico y nunca estamos contentas con nada. No dejamos de exigirnos más y más, y parece que precisamente en los momentos en los que nos proponemos llevar a cabo enserio una rutina (sea cual sea su finalidad) no es que no consigamos los resultados esperados, sino que parece que vayamos a peor. Vivimos centrados en una imagen, en un estereotipo que, por si fuera poco, va variando de una época a otra. Los cánones de belleza van rotando y lo que ayer era precioso hoy parece que ya no estiliza tanto.

En el caso de las mujeres y los prototipos de belleza, podemos percibir que las tendencias han dado un giro drástico y no hacen más que dejar una desorientación general que al final sólo genera insatisfacción.
Hasta hace muy poco tiempo, las pasarelas estaban repletas de chicas esqueléticas que en ocasiones daba la sensación de que no se sostenían en pie, lo cual parece que fue una especie de desencadenante a todos esos problemas psicológicos relacionados con la imagen, como la anorexia o la bulimia. A las mujeres se nos dijo poco a poco “tenéis que estar delgadas, cualquier curva es antiestética”.
Hoy en día, si somos un poco observadoras, podemos percibir un gran cambio en cuanto a lo “bonito” físicamente. Mujeres deportistas, con curvas, con pechos prominentes, rasgos exóticos, morenas de piel, traseros súper definidos y redondeados…etc. De repente las curvas son algo precioso y a lo que a todas debemos aspirar.

Pasamos de la mujer palillo a la mujer fuertota de “gym” que se pasa el día intentando marcar abdominales y haciendo sentadillas para tener cada centímetro de su cuerpo en absoluta firmeza, pero sea como sea, todo se reduce al mismo mantra: “vigila tu alimentación”.

Lo que pretendo transmitir con este artículo no es ni mucho menos que nos adaptemos como obsesas a cada nueva moda, porque de modas no se vive, ni mucho menos es sano.
Precisamente lo fundamental y lo que hay que tener claro es que no importa qué se lleve en qué época  ni si las curvas son mejor o peor, simplemente debemos sentirnos a gusto con nosotras mismas. Cuidarnos es querernos, y lo natural, si una se quiere, siempre es mejor.

No queramos convertirnos en la modelo de una revista, ni de una pasarela, ni en la cantante de moda (ejemplo de Nicky Minaj como tendencia actual en cuanto a físico, aunque quizá bastante exagerada), simplemente seamos nosotras mismas.
No nos obsesionemos con nada, comamos sano, equilibrado y hagamos ejercicio. No tenemos que gustarle a nadie y no es recomendable enfocar nuestra vida en agradar a los demás y mucho menos mediante algo tan cambiante como el físico.

Sea como sea, lo más importante siempre es la salud, ya que sin eso no hay nada, de modo que evitemos frustraciones innecesarias y démonos un respiro de vez en cuando. Seamos felices.

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio. Más información en Aviso Legal y política de cookies

Cerrar