menu

10 Consejos para la piel grasosa

piel grasa

La piel grasosa se torna brillante, espesa, opaca y en un estado crónico, tiene poros gruesos, haciéndose propensa a las espinillas. Este tipo de piel produce más aceite de lo necesario en las glándulas sebáceas.

La piel grasosa puede estar asociada a los niveles hormonales, el embarazo, pastillas anticonceptivas, cosméticos, la humedad, el calor. La piel grasa también es común en los adolescentes, pero puede ocurrir a cualquier edad en la que ocurran cambios y desequilibrios hormonales que alteren los niveles de las glándulas sebáceas.

Existen personas que poseen una condición conocida como piel mixta en la que las que solo tienen piel grasa en ciertas áreas del cuerpo.

Algunos concejos en el caso de la piel grasosa son:

  • Requiere de un trato y una limpieza especial con abundante agua caliente y jabón, lo cual evita las obstrucciones de los poros.
  • Se deben evitar productos muy agresivos  que tratan esta afección, estos pueden causar una reacción conocida como Seborrea reactiva, en donde las glándulas sebáceas trabajan tiempo extra para compensar la pérdida de los aceites naturales.
  • Se debe evitar los productos que deshidratan la piel por completo, estos hacen que las capas superiores de la piel se contraigan, restringiendo el flujo normal de aceite a través de los folículos.
  • Es más recomendable utilizar productos a base de aceite que disuelvan el sebo; cremas hidratantes sin aceites para remover un poco el brillo; lavarse la cara dos o tres veces al día, no más, ya que el exceso estimula la producción de aceites en las glándulas.
  • Se debe utilizar jabón puro, sin aditivos artificiales, lociones limpiadoras antibacterianas o un jabón medicado combinado con agua rica en minerales y no la del grifo. Evitar el alcohol en productos limpiadores.
  • Para controlar la piel grasa se recomienda usar agua preferiblemente caliente, ya que disuelve mejor el aceite. Además podría ser de gran ayuda, un hábito de humectación en el área de los ojos, boca y garganta durante las noches y un toque de hidratación todas las mañanas. Realizar limpiezas con constancia, dando masajes con los dedos usando movimientos hacia arriba y hacia afuera, teniendo en cuenta que no se debe frotar el jabón directamente en la cara.
  • Las mascarillas de arcilla o barro también producen un efecto muy beneficioso y se recomienda para muchas afecciones en la piel.
  • Los antisépticos en crema que pueden aplicar como una mascarilla una o dos veces por semana, a menos que desee aplicarse maquillaje, por lo que se recomienda usarse antes. Para reducir las secreciones sebáceas que producen los cosméticos.
  • También puede aplicar media cucharada de Cal mesclada con media cucharada de jugo de pepino antes de cada baño; y si su piel es excesivamente grasosa, puede agregar algunas gotas de agua de colonia, que actúan como astringente.
  • Para la disolución del aceite de la cara también se puede elegir un astringente que contenga acetona; la arcilla verde, la miel cruda, el jugo de limón; existen diversas recetas para la piel grasosa, sin embargo es necesario además, corregir nuestros hábitos alimenticios, restringiendo en este caso la azúcar, la sal y las grasas de nuestra dieta diaria.

 

 

 

 

 

 

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio. Más información en Aviso Legal y política de cookies

Cerrar